Tu rutina lo está pidiendo: necesitas un aspirador de puntos negros
37836
post-template-default,single,single-post,postid-37836,single-format-standard,bridge-core-2.7.4,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.4,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-8

Tu rutina beauty lo está pidiendo: necesitas incorporar un aspirador de puntos negros

mujer aplicándose una mascarilla negra debajo de los ojos

Tu rutina beauty lo está pidiendo: necesitas incorporar un aspirador de puntos negros

La limpieza del rostro es algo imprescindible si lo que queremos es tener una piel cuidada, hidratada y, sobre todo, que retrase los signos del envejecimiento. Para todo esto necesitamos seguir una rutina de skincare todos los días, sin falta, y con unos productos específicos.

Sin embargo, muchas veces ni la conocida doble limpieza de la rutina facial coreana consigue acabar con los odiosos puntos negros del rostro. Esos que nos sacan de quicio nada más verlos y a donde, por mucho que sepamos lo mal que está, se nos escapan las manos nada más verlos. Y, cómo no, muchas veces conseguimos dejar una marca en el rostro por intentar sacar un punto negro.

¿Qué son los puntos negros?

Empecemos por el principio porque la verdad es que prácticamente ni sabemos qué son realmente los puntos negros y por qué aparecen tan a menudo. La realidad es que los puntos negros no son puntos como tal, de hecho, son la acumulación de sebo, células muertas y suciedad en los poros. Esto en contacto con el aire se oxida y ahí es donde aparece su característico color negro. Además del rostro también aparecen en la espalda, los brazos, el cuello y el pecho.

¿Por qué aparecen?

La respuesta sencilla a simple vista, los puntos negros aparecen por una producción excesiva de sebo que se acumula en los poros. Sin embargo, el estrés, los cambios hormonales o los anticonceptivos pueden contribuir a la aparición de puntos negros. Otros factores que contribuyen son tocarnos la cara sin habernos lavado previamente las manos o los restos de sudor.

Todo ello produce una especie de tapón en los poros que posteriormente se oxida al entrar en contacto con el aire por lo que no deben suponer una preocupación como tal para nuestro cuerpo, más allá de la estética y, eso sí, una producción excesiva de sebo. Además, no están producidos por una bacteria pero debemos tener cuidado ya que podemos producir una infección al intentar sacarlos con nuestras propias manos, dejando así una marca que puede resultar muy difícil de eliminar.

¿Cómo eliminarlos?

Evitar su aparición o al menos reducirla es posible. Para ello necesitamos un cuidado diario de la piel con unos pasos claros:

  • Limpieza del rostro por la mañana y por la noche.
  • Exfolia la piel a menudo para que limpie en profundidad.
  • Mantén una alimentación sana y equilibrada.
  • No duermas nunca sin haberte desmaquillado y limpiado la cara antes.
  • Evita productos con base oleosa o cremas densas.
  • Acude a limpiezas profesionales.

También hay productos profesionales que ayudan a reducir los poros, reducen la producción de sebo y eliminan las células muertas, reduciendo así las posibilidades de que se formen los puntos negros. Un buen limpiador de uso diario es la base fundamental para poder reducir la formación.

Aspirador de puntos negros, ¿funcionan?

Uno de los grandes accesorios que ha llegado para simplificarnos el cuidado facial son los aspiradores de puntos negros. Unos pequeños gadgets de belleza que gracias a un sistema de succión eliminan los puntos negros y las células muertas de la piel, algo así como un peeling profesional.

Los aspiradores de puntos negros deben usarse siempre con la piel limpia de cualquier producto y, por supuesto, del maquillaje. A continuación debemos aplicar un difusor o una toalla caliente sobre el rostro para que se vayan abriendo los poros y así los puntos negros salgan mucho más fácil. También podemos aprovechar a hacerlo después de darnos una ducha con agua caliente ya que el vapor también ayuda a abrir los poros. Una vez realizada la limpieza es hora de cerrar los poros, siempre con agua fría, una toalla empapada o unas compresas buen frías inmediatamente y durante un par de minutos.

Para que funcionen es muy importante saber usarlos. Siempre en movimientos circulares y sin detenerse más de dos segundos en una zona ya que pueden dañar las pieles más sensibles. Son un buen accesorio para completar la limpieza del rostro y para usar ocasionalmente en sustitución de los exfoliantes químicos. Un uso alternado puede ser la clave de un rostro limpio y con una producción de sebo controlada.

Estos accesorios funcionan en la eliminación de los puntos negros pero no en la reducción de poro por lo que limpian pero no eliminan su aparición.

En Perfumerías Primor encontramos algunos aspiradores para puntos negros.

Limpiador de Puntos Negros Eléctrico de Under The Rainbow

Este limpiador de puntos negros eléctrico ayuda especialmente a las pieles grasas o con tendencia acenica a eliminar los puntos negros y las células muertas. Gracias a su efecto exfoliante, los productos que apliquemos después serán mucho mejor absorbidos. Una vez listo el rostro y elegido el tamaño de la ventosa, comenzamos a succionar siempre de menos a más.

aspirador de puntos negro

Limpiador de Puntos Negros Eléctrico de Under The Rainbow 

Aspirador Puntos Negros de Cosmetic Club

Este aspirador contiene 4 cabezales diferentes y 5 niveles de potencia que se adaptan desde las pieles sensibles hasta las que más fuerza necesiten. Un accesorio para eliminar las impurezas y conseguir una limpieza profunda.

aspirador-puntos-negro

Aspirador Puntos Negros de Cosmetic Club