Colágeno: ¿qué es y por qué necesitas incorporarlo en tu rutina?
16407
post-template-default,single,single-post,postid-16407,single-format-standard,bridge-core-2.7.4,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.1,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-8

Colágeno: ¿qué es y por qué lo necesitas?

colágeno qué es

Colágeno: ¿qué es y por qué lo necesitas?

El colágeno es el secreto de las celebrities y las expertas en cosmética para conseguir la eterna juventud por estos motivos.

Frenar el reloj biológico está en nuestras manos, basta con seguir una serie de hábitos saludables como una buena alimentación, actividad física y beber al menos dos litros de agua. Si nos fijamos específicamente en la piel, es recomendable la aportación de una dosis extra de nutrientes estrella como el colágeno, imprescindible para conseguir una piel firme e hidratada y prevenir o reducir las arrugas.

Pero… ¿Qué es exactamente el colágeno?

 

El colágeno es la proteína más abundante de nuestro cuerpo y su función principal es mantener unidas las diferentes estructuras de nuestro organismo. Por ello es el responsable también de la firmeza de la piel. Su función no es meramente estética, el colágeno también es importante para mantener en buen estado los huesos, los músculos y las articulaciones.

El problema es que con el paso de los años nuestro cuerpo va reduciendo la producción de colágeno. El organismo empieza a bajar el nivel a partir de los 25 años, disminuyendo la producción un 1,5% cada año que va pasando. De esta manera, superada la barrera de los 40, nuestro cuerpo ya produce la mitad de colágeno que en la adolescencia. Esta perdida puede verse acelerada por otros factores como el estrés, el tabaco, el alcohol, la contaminación, el sol, o la menopausia.

¿Qué consecuencias nos acarrea esta disminución de colágeno?

 

Perdemos elasticidad y flexibilidad en la piel y aumentan los dolores en músculos y articulaciones pudiendo llegar a producirse osteoporosis, pérdida de visión, problemas circulatorios o molestias en dientes y encías. Cuando el colágeno producido por nuestro cuerpo y el asimilado por nuestra alimentación no llega a los niveles necesarios, entonces es el momento de recurrir a otros productos. Los expertos aconsejan tomar suplementos a partir de los 35 años si queremos prevenir un envejecimiento prematuro.

¿Cómo mantener los niveles adecuados?

 

Por ejemplo, con una buena suplementación. Los beneficios de las píldoras de colágeno son numerosos. Ayudan a mantener la piel más hidratada y elástica, suavizando las arrugas debido a su aporte de aminoácidos que permiten que la piel recupere su estructura. Además del rostro, sus ventajas también se perciben en la piel de todo el cuerpo ayudando a reducir celulitis, estrías y la aparición del efecto ‘piel de naranja’. Su efecto saciante también ayuda a bajar de peso y favorece la eliminación de toxinas.

A la hora de elegir un suplemento de colágeno es muy importante tener en cuenta su procedencia. El más recomendado es el que tiene origen marino.

Hay ingredientes extras como el ácido hialurónico o la vitamina C que consiguen optimizar la efectividad del colágeno. El primero mantiene los niveles de hidratación y el segundo contribuye a la formación natural de colágeno. 

¿Cómo tomarlas?

 

Se deben de tomar dos comprimidos al día con un poco de agua. Los beneficios empiezan a ser visibles a los 10 días y comenzaremos a notarlos en el pelo y las uñas. Pasadas las primeras dos o tres semanas, será nuestra piel la que note sus efectos, primero la veremos más luminosa y en pocos días más firme. Los resultados culminan a los dos meses notando sus beneficios en los músculos y articulaciones.

Los resultados se comprueban también en otras áreas del cuerpo. Evita los dolores de articulaciones, fortalece las uñas y los dientes y el pelo tendrá un aspecto más fuerte, brillante y con volumen, notando una importante reducción en su caída.

Es más importante de lo que creías, ¿verdad?

De Vitalíssima

Complemento alimenticio elaborado a base de colágeno y ácido hialurónico, componentes estructurales de la piel; vitamina C y zinc. Contribuye a la producción de colágeno para el funcionamiento normal de la piel.

De Just Loading

Complemento alimenticio a base de colágeno, magnesio y vitamina C. Favorece la absorción de colágeno y cuida del sistema inmunitario, huesos y articulaciones. Contribuye a la reducción del cansancio y la fatiga actuando como antioxidante. 

De Vitalíssima

Complemento alimenticio elaborado a base de cartílago de tiburón, utilizado para tratar algunas enfermedades reumáticas; raíz de harpagofito, una planta a la que se le otorgan propiedades antiinflamatorias, antireumáticas y analgésicas; y vitamina C, que ayuda a la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de los cartílagos y los huesos.

De Corporediet

Complemento alimenticio a base de glucosamina y bromelaína, utilizadas para reparar los daños del cartílago desgastasdo y reforzar los mecanismos naturales de recuperación del tejido muscular; y l-glutamina, aminoácido que interviene en la composición de las proteínas que mantienen las células en buen estado.