Cómo quitar uñas semipermanentes fácil y en casa
27617
post-template-default,single,single-post,postid-27617,single-format-standard,bridge-core-2.7.4,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.4,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-8

Cómo quitar uñas semipermanentes fácil y en casa

uñas semipermanentes

Cómo quitar uñas semipermanentes fácil y en casa

A estas alturas, pocas son las que no conocen las uñas semipermanentes y muchas, en cambio, las que recurren a esta técnica de esmaltado con más frecuencia. Las uñas semipermanentes son, a grandes rasgos, el resultado de aplicar un esmalte con base en gel el cual, para secarse y sellarse, necesitan una lámpara de luz especial. Sería muy parecido a un esmalte tradicional, pero con el plus de que duran aproximadamente dos semanas. Además, la fórmula no es tan agresiva como las de las permanentes.

Esta tipología de esmaltado está cada vez más en auge, especialmente ahora que existen muchos aparatos y marcas de esmaltes que permiten que nos hagamos la manicura en casa. Sin embargo, quitarlas requiere un poco más de tiempo y dedicación que las normales. No basta con el quitaesmalte, aunque es un producto indispensable para hacerlo.

Cómo quitar uñas semipermanentes

Para hacerlo en casa y de forma cómoda, debemos hacernos con los siguientes productos: acetona pura, algodones, papel de aluminio, un palito de naranja y una lima. Lo primero que debemos hacer es cortar los algodones y el papel de aluminio en trozos cuadrados del mismo tamaño. Una vez preparados, procedemos a quitarnos el esmalte. Hay que sumergir los algodones en la acetona y posarlos sobre las uñas, una a una. A continuación, debemos envolver la uña y el algodón húmedo con papel de aluminio. Al tratarse de las dos manos, puede que sea complejo manejarse bien así que, ¿por qué no llamar a una amiga y hacerlo juntas?

Debemos dejar que el producto haga efecto durante, al menos, quince minutos. Si pasa más tiempo, nos aseguramos mayor efectividad. Transcurrido este tiempo y si todo ha salido bien, el esmalte debe despegarse de la uña natural de forma fácil, como si la uña se levantara. Si no es así y quedan algunos restos en la uña, recurriremos al palito de naranja o a la lima para pulir y retirar las manchas de color. Es importante que, una vez finalizado el proceso, nutramos las manos con crema hidratante o aceite para las uñas.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by MARIA POMBO (@mariapombo)

Es una inversión de tiempo (y dinero) pero, ¿quién no lo hace por llevar las uñas impecables durante dos semanas (o tres) enteras?