Consejos para cuidar la piel de tu bebé
35679
post-template-default,single,single-post,postid-35679,single-format-standard,bridge-core-2.7.4,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.4,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-8

Consejos para cuidar la piel de tu bebé

Consejos para cuidar la piel de tu bebé

La piel de los bebés es completamente diferente a la de los adultos a todos los niveles: tanto a nivel anatómico como fisiológico. Por ello, merece un cuidado y atención especiales. La piel del bebé es su primera y principal barrera para protegerse de forma natural, por ello merece la pena detenerse a conocer las claves y consejos para cuidar la piel de tu bebé.
En este sentido, es fundamental seguir una serie de instrucciones y pasos que garanticen que este órgano del bebé está perfectamente. Por ello, hoy queremos daros los consejos para cuidar la piel de tu bebé, haciendo de este proceso todo un éxito.

Algunos consejos para cuidar la piel de tu bebé:

Utilizad siempre jabones neutros:

A la hora de bañar a un recién nacido, es importante tener en cuenta la delicadeza de su piel, que en principio carece de flora bacteriana que le proteja. En este sentido, a la hora de limpiar a los bebés es fundamental evitar jabones alcalinos, que aumentan su pH y puede dar lugar a irritaciones e infecciones. En su lugar, se han de utilizar jabones neutros sin perfumes ayudándose de la mano o de una esponja suave.
Por otro lado, hay que tener en cuenta que la Asociación Española de Pediatría (AEP) indica que no es necesario limpiar todas las zonas del bebé a diario, ya que tienen mecanismos de autolimpieza.

Incorpora lociones humectantes después del baño:

La piel de los bebés al nacer suele estar seca y presentar descamación, por ello es necesario evitar esta sequedad a través de las lociones humectantes después del baño que aumentan la hidratación de la piel del bebé, reforzando su función barrera e hidratando en profundidad.

Evita las altas y bajas temperaturas:

Es importante evitar que el bebé se exponga a temperaturas extremas, debiendo huir de este tipo de situaciones. La piel de los más pequeños agradece las temperaturas templadas, puesto que las temperaturas altas pueden dar lugar a la hipertermia o sudamina y las demasiado frías pueden favorecer la hipotermia o paniculitis.

Cuidado con los productos que escoges:

En el caso de los bebés, la función de barrera de la piel no está completamente desarrollada, por lo que las sustancias aplicadas de manera tópica pueden penetrar de forma más intensa, alcanzando las capas más activas de la epidermis. En este sentido, debemos tener muy en cuenta el tipo de productos que utilizamos, así como su composición.

Emplea preparados sin alcalinos a la hora de cambiar el pañal:

Para el aseo tras el cambio del pañal, en vez de emplear jabones, es mejor emplear preparados sin alcalinos que estén enriquecidos con agentes aditivos grasos. Eso sí, deben  ser productos indicados para el cuidado de las áreas especiales y delicadas del bebé.

Impedir la exposición al sol y aplica siempre protección total:

Los bebés recién nacidos no deben exponerse al sol, debiéndose evitar  hasta los tres años la exposición solar directa. Además, se recomienda siempre salir al exterior con una protección solar.

Los mejores aliados para cuidar la piel de tu bebé:

Si tienes dudas acerca de qué opción puede ser adecuada, te descubrimos algunas de las mejores cremas para la piel del cuerpo del bebé.

Esponja Bebés de FARMSPONGE:

Se trata de la esponja más suave que existe en el mercado, siendo ideal para pieles sensibles. Es ideal para acompañarlos en sus baños. Esta esponja ha sido creada para impedir el desarrollo de bacterias, es totalmente biodegradable y de larga duración. De hecho, se ha comprobado su resistencia hasta 2500 usos.

Baby Gel de ducha para bebés Hidratación profunda de DOVE:

Ideal para dar un baño de suavidad y protección a la piel de tu bebe. Se trata de un gel de ducha suave, con pH neutro y nutrientes esenciales que ayudan a mantener la hidratación natural. Perfecto para mantener su piel limpia, suave y delicadamente perfumada. Además, es hipoalergénico y ha sido dermatológica y oftalmológicamente testado por pediatras.

Creme Lavante Bebe de URIAGE:

 

Se trata de una crema lavante suave, sin jabón, para el cuerpo y cuero cabelludo del bebé, que puede utilizarse para su higiene diaria. Cuenta con una fórmula delicada y efectiva, hipoalergénica y no comedogénica.

Pomada de Bebé Eryteal de KLORANE:

Consigue reparar completamente las irritaciones causadas por el pañal gracias a una fórmula enriquecida con vitaminas A, E, Omega 3 y extracto de Caléndula. El aliado perfecto para el bienestar de tu bebé.

Champú Recién Nacido de MUSTELA:

Se trata de un champú ultrasuave de pH neutro para recién nacidos. Limpia el cabello del bebé con suavidad, favorece la eliminación de la costra láctea, limita su aparición y equilibra la flora cutánea.