¿Funcionan los quemadores de grasa? - Primor
14545
post-template-default,single,single-post,postid-14545,single-format-standard,bridge-core-2.7.4,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.4,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-8

¿Funcionan los quemadores de grasa?

¿Funcionan los quemadores de grasa?

Dentro de los llamados quemadores de grasa encontramos sustancias que pretenden conseguir quemar más calorías o participar en la degradación de las grasas.

Los quemadores de grasa suelen tener propiedades termogénicas, diuréticas o lipotrópicas que en combinación con una dieta saludable y ejercicio físico han demostrado tener grandes resultados.

A continuación, nombramos los quemadores de grasa más utilizados:

  • Termogénicos: Son suplementos que aumentan la temperatura corporal con el objetivo de producir ciertas reacciones metabólicas que tienen que ver con la quema de grasas y la reducción de tejido adiposo. Normalmente, contienen ingredientes como la cafeína anhidra (cafeína deshidratada), extracto de té verde, guaraná, etc… No es recomendable tomar si eres intolerante a los estimulantes ni vas a dormir en las próximas 6 horas, ya que tiene una carga de estimulantes relevante.
  • Diuréticos: Son suplementos que te ayudarán a eliminar la retención de líquidos de tu cuerpo. Los ingredientes más comunes que puedes encontrar en los diuréticos son la cola de caballo o el diente de león. Su uso debe ser controlado ya que el riñón trabaja más de la cuenta para eliminar el líquido retenido. Depende del suplemento su uso no debe extenderse más de 1 o 2 meses.
  • Lipotrópicos: Son suplementos que actúan ayudando a movilizar, dentro o fuera de las células, a los ácidos grasos para que puedan ser metabolizados. Los más conocidos son el CLA y la L-Carnitina. Estos suplementos son ideales para personas que no pueden consumir estimulantes o para ser combinados con otro tipo de quemadores de grasa.

Como conclusión podríamos sentenciar que la grasa no se quema, sino que se oxida, y para que ocurra dicha oxidación, es necesario un déficit calórico que estimule su uso como sustrato energético. Ningún alimento o sustancia por sí sola quema (oxida) grasa, sino que el proceso por el cual ocurre esto es mucho más complejo e intervienen muchos factores.

Podemos usarlos con seguridad y como complemento de una dieta y estilo de vida saludable, evitando consumir aquellos productos que no tienen validez científica o de propiedades aún por confirmar que, además de no proporcionarnos los resultados deseados, nos suponen una pérdida de dinero evitable.

En Primor hemos seleccionado los mejores quemadores de grasa para que cumplas tus objetivos ?