Herramientas (fit) para prepararte para Navidad - Primor
29750
post-template-default,single,single-post,postid-29750,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,qi-blocks-1.0.6,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.5,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.10.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-8

Herramientas (fit) para prepararte para Navidad

Herramientas (fit) para prepararte para Navidad

Las personas que llevan a cabo una rutina de entrenamiento más o menos rigurosa -esto es, que al menos varios días a la semana practican algún tipo de fitness-, saben mejor que nadie lo difícil que es coger el hábito de practicar deporte y lo facilísimo que es perderlo. Por eso mismo, es importante no abandonar del todo los entrenamientos cuando entramos en etapas que por sí mismas invitan a olvidarte del gimnasio. Una de ellas es el verano y, sin duda, la otra es la Navidad. A la segunda se añade el hándicap de que es una temporada en la que abundan los planes -y, por tanto, la falta de tiempo para entrenar- y en la que cualquier cita o fiesta suele moverse en torno a la comida.

Durante las festividades, todos los estímulos nos invitan a olvidarnos del deporte, engañándonos a nosotros mismos pensando que en enero retomaremos la rutina como si nada hubiese pasado. Pero aunque esto sea cierto, si pasamos las vacaciones de Navidad sin movernos y comiendo más de lo habitual, lo cierto es que para cuando queramos retomarlo, habremos perdido en buena parte la forma que habíamos conseguido adquirir con tanto esfuerzo.

El hecho de que nuestro gimnasio eche el cierre no puede convertirse en un impedimento para hacer ejercicio. Por eso, lo más probable es que tengamos que adaptarnos a las cuatro paredes de nuestros hogares, tal y como hicimos durante el confinamiento. Tarea que, como hemos podido comprobar, no solo no es difícil sino que, a veces, hasta es más productiva. Productividad y rendimiento que podremos incrementar con la ayuda de algunos accesorios fitness.

Estos son las mejores herramientas que hemos encontrado para mantenernos activos en casa mientras duren las vacaciones.

Este soporte para flexiones de MOI* brinda un agarre cómodo, estable y seguro. Definitivamente, es un elemento realmente útil para fortalecer los músculos de manera completa y efectiva, ya que con ellos estarás trabajando diversas zonas del cuerpo simultáneamente.

Entrenar con pesa rusa no solo es divertido (porque, cuando memorizas los movimientos, las sesiones se asemejan a las de aerobic pero con peso) sino que además es garantía de quema de calorías porque fusiona cardio y fuerza.

En la era del ejercicio en casa, el uso de bandas elásticas también se ha incrementado considerablemente. No es para menos, además de añadir variedad al entreno, nos permiten incrementar la intensidad de cualquier ejercicio y eso es especialmente importante a la hora de tonificar brazos, glúteos, abdomen y piernas.

En cuanto a la comida, no se trata de estar a dieta, y mucho menos en Navidad, sino de escoger alimentos nutritivos y saciantes.

Sabemos de la importancia que tiene un buen desayuno para comenzar bien el día, y es que es la mejor manera de activar nuestro metabolismo. Este muesli nos aportará los nutrientes necesarios para poder empezar la jornada con buen pie y ser capaces de rendir. Hidratos de carbono de alta calidad.

Estos muffins son el snack perfecto, hasta para los más pequeños, con un bajo volumen de azúcares y alto contenido en fibra.
Esta crema proteica de chocolate blanco está elaborada a partir de proteína, sin azúcares añadidos y a partir de aceites vegetales 100% naturales. La opción idónea para saciar un placer puntual sin una gran cantidad de calorías
Y, por último esta compota de fresa, hecha con fresas maduras mediante una cocción lenta que nos garantiza todo el sabor y el aroma de la fruta. Un infalible para endulzar nuestras tostadas, tortitas o postres.