La importancia de los hidratos de carbono para entrenar - Primor
15601
post-template-default,single,single-post,postid-15601,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,qi-blocks-1.0.6,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.5,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.10.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-8

La importancia de los hidratos de carbono para entrenar

La importancia de los hidratos de carbono para entrenar

En una dieta balanceada se deben incorporar todos los nutrientes necesarios en cantidades adecuadas. Los hidratos de carbono o carbohidratos entran en el grupo de los llamados macronutrientes, lo que quiere decir que nuestro cuerpo lo requiere en grandes cantidades, al igual que las proteínas o las grasas. Además, no podemos olvidar que son la principal fuente de energía tanto para nuestros músculos como para nuestro cerebro. Por eso, aquí de enseñamos la importancia de los hidratos de carbono para entrenar.

Durante muchos años se ha estigmatizado a los hidratos de carbono acusándolos de provocar aumento de peso y como principal enemigo de las dietas de adelgazamiento. Esto tiene varias consideraciones.

– La principal causa de un aumento de peso es el estilo de vida. Si llevamos un estilo de vida sedentario o poco activo y además tenemos malos hábitos alimenticios, el exceso de energía se acumulará en nuestro cuerpo en forma de grasa, lo que conlleva el incremento de la grasa corporal, y por ende, el aumento de peso.

– En segundo lugar, el tipo de hidratos de carbono que consumimos influye en su absorción y utilización. Hoy día se tiende a abusar de productos muy refinados que nos aportan muchas calorías y pocos nutrientes. A este grupo pertenecen los hidratos de carbono refinados, a los que se les han extraído la parte del grano que contiene la fibra y las vitaminas . Además, estos hidratos de carbono simples se absorben rápido, aumentando el azúcar en sangre de golpe, y no nos proporcionan fibra, por lo que al rato nos sentiremos como si no hubiéramos comido nada. A este grupo pertenecen la pasta, el pan, el arroz blanco y todos sus derivados (harinas, preparaciones, etc) en su forma «blanca».

Por esto que acabamos de comentar, la mejor opción son los cereales integrales, que nos aportan fibra, minerales, vitaminas y grasas saludables. Además, se absorben mucho más lento y nos sentiremos saciadas durante más tiempo. Algunas alternativas son las mencionadas anteriormente en su forma integral, además de las legumbres, las patatas y los frutos secos .

Una vez aclarado esto, hablaremos del papel de los hidratos de carbono en la dieta de una persona con un estilo de vida activo o alguien que sigue una rutina de entrenamiento.

Tomar hidratos de carbono de calidad nos aporta energía y nutre nuestro organismo, nos sacia y ayuda a mantener un peso saludable, pues siempre que no excedamos la cantidad necesaria para nuestro cuerpo al terminar el día, no debemos preocuparnos por aumentar de peso. Parte de los hidratos que consumimos serán usados por nuestros músculos en forma de glucógeno; un tipo de azúcar usado como reserva energética para usarse en momentos de esfuerzo, pero la mayor parte irá destinada al cerebro, que utiliza un 70% de la glucosa del organismo.

Al fin y al cabo, lo importante es llevar una dieta variada, rica en energía y nutrientes que cubran nuestras necesidades y nos permita llevar a cabo todas las actividades que queramos a lo largo del día. De este modo vemos que los hidratos de carbono no deben faltar a la hora de comer. Solo debes elegir los más saludables y consumirlos de forma moderada e integral dentro de una dieta variada y equilibrada.

Y para los días que tengas menos tiempo para cocinar o prepararte la comida siempre hay buenas opciones como barritas energéticas o batidos sustitutivos, que te aportarán todos los nutrientes necesarios de una manera sencilla, saludable y rápida.