Laminado de cejas: ¿cómo se hace y en qué consiste esta técnica?
24980
post-template-default,single,single-post,postid-24980,single-format-standard,bridge-core-2.7.4,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-8

¿Qué es el laminado de cejas?

laminado de cejas

¿Qué es el laminado de cejas?

Aunque parezca mentira, las cejas son de las partes de nuestro rostro que más sujetas están al vaivén de las tendencias. Y si no nos crees, piénsalo por un momento. O mejor, métete en tu perfil de Facebook o Instagram y echa un repaso a tus fotos más antiguas. Ya verás, seguro que tus cejas del 2012 no tienen nada que ver con las que llevabas en 2017 y mucho menos con las que luces ahora mismo, en 2021. Las cejas – su forma, su grosor, su espesor, su color… – cambian y están sujetas, además de a gustos personales, a las diferentes modas. También a las técnicas con las que trabajarlas que vayan surgiendo en el mundo de la estética y la cosmética: depilación, microbladingAhora está muy de moda el laminado de cejas. Pero, ¿sabemos en qué consiste?

El laminado de cejas: ¿qué es?

La laminación de cejas es un tratamiento semipermanente e indoloro con origen en Rusia. Este promete unas cejas más pobladas, más definidas y, por lo tanto, más protagonistas. Sería, según los expertos, una técnica análoga al lifting de pestañas.

Está orientado a chicas con cejas de vello largo, grueso y rebelde. Esas características hacen de las cejas algo indomable a las que siempre hay que prestar atención pues cuesta que se mantengan en su sitio. Eso sí, también pueden aplicárselo chicas con todo tipo de cejas que simplemente quieran perfeccionar su forma, definir correctamente el arco, igualar la cantidad de vello o asegurarse unas cejas siempre impecables. El laminado de cejas, además, nos permitirá prescindir de productos como gel fijador, lacas… ¡Mucho más fácil!

El proceso

Este tratamiento debe realizarse en un centro especializado y por un profesional. Dura aproximadamente cuarenta minutos y no necesita de otro cuidado posterior que no sea la hidratación constante de la zona. El proceso en sí empieza con unos pasos preparatorios basados en la limpieza con agua micelar o tónico. Una vez desinfectada esta área de la cara, el profesional nos cepillará las cejas con un producto específico que reblandece los pelitos de las cejas. De esta forma serán más manejables para establecer la forma que deseamos en nuestras cejas.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Bambi Northwood-Blyth (@bambilegit)

Una vez definida la forma de las cejas, se alisarán las cejas químicamente para que la forma previamente elegida aguante mucho tiempo. Mínimo, hasta la siguiente sesión. Después, el laminado de cejas continúa con la aplicación de un producto nutritivo que revierta cualquier daño que el vello haya podido sufrir con los productos químicos.

¡Y ya tendríamos las cejas perfectas!