Este limpiador facial será el nuevo imprescindible de tu rutina de belleza
24396
post-template-default,single,single-post,postid-24396,single-format-standard,bridge-core-2.7.4,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.3,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-8

Este limpiador facial (accesible) será el nuevo imprescindible de tu rutina de belleza

Este limpiador facial (accesible) será el nuevo imprescindible de tu rutina de belleza

Alerta, hay un nuevo gadget beauty de moda en la ciudad. Perdón, en Primor. ¿De qué herramienta de cuidado hablamos? Pues de un limpiador facial que ha revolucionado la cosmética y promete cambiar (a mejor, claro) nuestras rutinas de cuidado. Y, de paso, también el aspecto de nuestra piel y el efecto de los productos en ella. Este dispositivo – ay, qué mal suena esta palabra tratándose de un objeto tan mono – de limpieza cuenta con filamentos de silicona que, gracias al movimiento y a las vibraciones, ayuda a realizar una limpieza muy suave con la piel pero a la vez muy profunda.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by MOI* (@moi_world)

Además de limpiar a fondo el cutis – eliminando células muertas, desmaquillando y penetrando bien en ella – también es un perfecto masajeador facial, lo cual – ya lo sabemos – ayuda a mejorar la circulación de la sangre y a enfatizar la luminosidad. De la línea MOI de You Are The Princess y a la venta en Primor, este limpiador facial recargable es todo un éxito comercial entre muchas razones porque es asequible, es resistente al agua y cabe en cualquier neceser (también en los de viaje).

Cómo utilizar el limpiador facial

 

Como primer paso, debemos aplicarnos nuestro limpiador habitual – un mousse, una leche limpiadora, un gel… – y humedecer el dispositivo con un poco de agua. Una vez húmedo, solo tenemos que activarlo y ver cómo vibran sus púas de silicona. A continuación, deslizamos el dispositivo por la superficie de los filamentos realizando movimientos circulares y ascendentes durante, aproximadamente, dos minutos. Una vez transcurrido el tiempo de rigor – mejor no alargarlo, para no irritar – solo cabría aclarar el rostro y secarlo antes de seguir con nuestra rutina facial diaria: sérum, crema hidratante, tónico…

Otra ventaja más de este gadget es que puede utilizarse en la ducha, un momento perfecto para aprovechar y limpiar el cutis de las impurezas acumuladas durante el día.

¡Menudo descubrimiento!