Nutricosmética, el secreto (de juventud) de Jennifer Aniston y su piel
15637
post-template-default,single,single-post,postid-15637,single-format-standard,bridge-core-2.7.4,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-8

Nutricosmética, el secreto (de juventud) de Jennifer Aniston

jennifer aniston nutricosmética

Nutricosmética, el secreto (de juventud) de Jennifer Aniston

¿Conoces los productos nutricosméticos? Sus principios activos naturales podrían mejorar el aspecto de tu piel y de tu pelo para siempre.

 

Que la belleza y la juventud es una carrera de fondo y no un sprint con el que podamos ganar deprisa y, nunca mejor dicho, corriendo la competición al envejecimiento es algo que deberíamos grabarnos a fuego en nuestras mentes. También en nuestras rutinas de belleza diarias ya que, a pesar de que las cremas, los sérums y los productos de limpieza facial que la conforman son imprescindibles, no son suficientes. Una forma de reforzar el efecto que estos productos cosméticos tienen en nuestra piel o nuestro cabello es la nutricosmética, la cual enfoca la belleza desde el interior combinando la nutrición, la suplementación y el cuidado personal con productos.

Los nutricosméticos – a los que Jennifer Aniston debe, por ejemplo, la tersura y luminosidad de su piel y la salud de su sempiterna melena larga y rubia – presentan principios activos como el ácido hialurónico, las vitaminas (A, D, E…), los minerales, los antioxidantes, las proteínas como el colágeno, el omega 3 o la coenzima Q10 entre otros que actúan sobre nuestro pelo, nuestra piel o nuestras uñas, favoreciéndolas y reforzándolas. Normalmente, se toman en forma de pastillas, cápsulas o sobres por vía oral para así actuar desde el interior del organismo. Esa es, a grandes rasgos, su principal diferencia con los productos cosméticos tradicionales además de tener, casi siempre, un origen natural (plantas, semillas…).

¿Qué tipo de nutricosméticos podemos encontrar?

Aunque la oferta de nutricosmética es cada vez mayor, estos son algunos de los principales activos presentes en los productos que encontramos en el mercado y el impacto positivo que tienen en cada necesidad cosmética.

  • El betacaroteno. Ideal para preparar la piel antes de la exposición al sol, además de para alargar y realzar el bronceado.
  • El colágeno. Esta proteína, la más abundante en nuestra piel, favorece la elasticidad y la firmeza de la piel y, tomado en formato hidrolizado, permite una absorción del 98%. La marca Nutriceutics, a la venta en Primor, ofrece un colágeno de origen marino cuyas píldoras permiten que la piel recupere su estructura, ayuda a reducir la celulitis, fortalece las uñas, refuerza el cabello… Una maravilla completa disponible por 1,95 euros.
  • Extractos de uva. Estos activos naturales previenen y combaten imperfecciones cutáneas y frenan el daño oxidativo además de tener propiedades antioxidantes.
  • El ácido hialurónico. Combate los signos de la edad en la piel.
  • La vitamina C. Contribuye a la formación normal de colágeno para funcionamiento normal de la piel.
  • El licopeno. Este activo, que procede del tomate, ayuda a mantener una mirada más limpia y previene la aparición de ojeras.
  • El Omega 3. Ayuda al funcionamiento normal del corazón y aporta vitaminas para una piel y un pelo más radiante. Este ácido graso está presente en otro suplemento de Nutriceutics: las píldoras Inner Glow.

¿Qué beneficios tiene la nutricosmética?

La principal ventaja de la nutricosmética es que, con constancia en su utilización, sus efectos pueden ser más prolongados en el tiempo que los que promete la cosmética tradicional. Es decir, que con la suplementación nutricional no se observa un efecto flash o inmediato, pero sí beneficios visibles y duraderos que favorecen no solamente nuestra belleza exterior, sino también nuestra salud interior. Lo dicho: la belleza – y la eterna juventud – no se consiguen en un día, sino que deben su éxito a la perseverancia, al estilo de vida saludable y a la buena suplementación.