Rubios cálidos y los rubios fríos: ¿cuál es la diferencia entre ellos?
27988
post-template-default,single,single-post,postid-27988,single-format-standard,bridge-core-2.7.4,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.4,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-8

En busca del rubio perfecto: trucos para elegir tu tono según tu piel

En busca del rubio perfecto: trucos para elegir tu tono según tu piel

Más allá de las tendencias de coloración de moda que encuentran en el rubio la chispa de la vida como el ‘bronde’ o el ‘sand hair’, dar con la tonalidad ‘doradamente’ favorecedora está en ti, concretamente en el tono de tu piel y en el color de tus ojos. 

A la hora de escoger una tonalidad de rubio, es importante lograr el contraste con nuestra piel para así potenciar los rasgos del rostro, enfatizando las facciones. Si el pelo se parece a la piel, los rasgos no se potenciarán. Los ojos se convierten en el indicador del desempate entre los tonos fríos y los cálidos, ayudándonos a precisar aun más el mejor rubio.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Blake Lively (@blakelively)

Pieles morenas o bronceadas

 

Ser morena de piel no tiene por qué estar reñido con llevar el cabello rubio o no, la clave está en elegir la tonalidad adecuada. Según los expertos, los fototipos morenos deben jugar con los tonos dorados.

De este modo los rasgos se dulcificanIntroducir mechas o reflejos dorados siempre es una buena opción para que el cambio de color no resulte demasiado artificial.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de RITA ORA (@ritaora)

Pieles claras

 

Para determinar qué tonalidad de rubio encaja mejor cuando se trata de una piel clara, el color de los ojos es determinante. Si se tienen los ojos muy claros, entre azules y grises, los rubios con un subtono rojo veneciano es la clave para contrarrestar con los colores fríos de la mirada.

Otra opción igualmente ganadora son los rubios muy claros, los beis y los polares, llegando al platino. Aquí es inevitable pensar en los rostros níveos, de piel y ojos muy claros propios del norte de Europa. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sasha Luss (@sashaluss)

Pieles claras con ojos más oscuros

 

Otra de las variantes más comunes son las pieles claras con ojos verdes, marrones o pardos, a los cuales no se les aplica la misma tonalidad de rubio que al anterior fototipo. En este caso, los expertos coloristas recomiendan los rubios dorados y los tonos miel. 

De este modo se arroja luz al rostro de una forma muy natural, potenciando el color de los ojos. Para esta combinación de piel clara con ojos castaños o verdes, los marrones caramelo son otra opción ganadora al tratarse de colores cálidos. El tono de moda, chocolate cake, aunque aportaría luz, también pronunciaría más los ángulos del rostro.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Lily-Rose Depp (@lilyrose_depp)

A tener en cuenta

 

Entre los errores más habituales a la hora de decolorar nuestro cabello y dar rienda suelta al rubio, está el no saber expresar exactamente qué es lo que deseamos. En la web Whowhatwear, Matt Rezz, uno de los coloristas favoritos de las famosas, señalaba que sus clientas no conseguían distinguir el matiz que diferencia cálido de claro y frío de oscuro a la hora de indicar la tonalidad que deseaban en su cabello.

Cuando hablamos de tonos cálidos nos referimos a aquellos con una base roja, amarilla, naranja, dorada o incluso marrón. Los tonos fríos corresponderían a los tintes con una base azulada o gris. Aquí entrarían los rubios ceniza, ‘sand hair’ o platinos.

La diferencia entre claro u oscuro está en la cantidad de luz que tenga el color. Por ello, existen rubios que son claros y están llenos de luz y a la vez son fríos; es el caso, una vez más, del platino.