10 productos para imitar la rutina facial coreana como una experta
15715
post-template-default,single,single-post,postid-15715,single-format-standard,bridge-core-2.7.4,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.2.2,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-8

10 productos para imitar la rutina facial coreana como una experta

10 productos para imitar la rutina facial coreana como una experta

¿Cuántos productos se necesitan para hacernos en casa y a diario la rutina facial coreana que promete una piel limpia y perfecta? Aquí los diez imprescindibles (y cómo aplicarlos).

 

Se dice que las chicas coreanas tienen las mejores pieles del mundo. Se han ganado el título a pulso. O mejor dicho, con paciencia, constancia y regularidad en la realización de una rutina facial basada en diez pasos que es el pilar de la cosmética coreana o la k-beauty. Para muchas, diez pasos – es decir, diez productos – supone una inversión de tiempo demasiado grande o una hazaña imposible de realizar. Esta forma de cuidar la piel – que ya te adelantamos hace unas semanas – y que cada vez es más famosa e imitada, suscita muchas preguntas: ¿de verdad vale la pena?, ¿es el resultado tan espectacular?, ¿puede saltarse algún paso?, ¿qué productos se necesitan? Hoy venimos a responder unas cuantas con esta guía de diez productos para diez pasos con los que imitar la rutina facial coreana como una experta en la materia.

Paso 1. El desmaquillante

Mientras nosotras estamos acostumbradas a desmaquillarnos con agua micelar o toallitas húmedas, las chicas coreanas utilizan aceites desmaquillantes. Es el primer paso en su rutina y ayuda a eliminar el maquillaje.

Paso 2. El limpiador

Sí: más limpieza. La k-beauty propone escoger un limpiador de base acuosa o en gel para que ayude a eliminar los restos de aceites del desmaquillante previo.

Paso 3. El exfoliante

En este tercer paso en la rutina facial coreana utilizaremos un peeling o exfoliante suave para retirar las células muertas y la suciedad más incrustada pero sin provocar irritación. Este paso a veces puede saltarse en la rutina matutina y dejarse para la noche.

Paso 4. El tónico

El tónico sirve para hidratar la piel y equilibrar su pH para que pueda absorber los productos de los siguientes pasos. Hay que escoger uno en función de nuestro tipo de piel (seca, mixta, grasa…) y se aplica o bien a toquecitos con las yemas de los dedos o con un disco de algodón.

Paso 5. La esencia

Quizás este sea el paso más desconocida para nosotras: la esencia. Es un paso intermedio entre el tónico y el sérum. Se trata de un producto acuoso con una alta concentración de activos que ayudarán a reafirmar, a iluminar o a despigmentar la piel.

Paso 6. El sérum

El sérum debe escogerse acorde a las necesidades de nuestra piel y debe aplicarse siempre en poca cantidad y siempre antes que la crema hidratante. Tienen una función hidratante.

Paso 7. El contorno de ojos

La piel que rodea los ojos es la más sensible de la cara, por eso hay que aplicar un producto específico. El contorno de ojos, paso previo a la crema facial, sirve para combatir contra los signos de la fatiga y del envejecimiento.

Paso 8. Crema hidratante

Probablemente, el paso que nunca te saltas y el que lleva protagonizando tu rutina facial toda la vida. La crema facial – generalmente, hidratante – sirve para sellar los productos anteriores y ayuda a que los activos previos se absorban de forma rápida.

Paso 9. La BB Cream o el protector solar

Aunque se recomienda utilizar protector solar, también puede optarse por una crema con color que cuente con factor de protección contra los rayos UVA.

Paso 10. La mascarilla

Ni mil días nos bastarían para enseñaros toda la oferta de mascarillas que esconde la cosmética coreana. Por suerte, desde Primor acaban de lanzar su sección Korea Republic donde encontramos un apartado completamente dedicado a mascarillas faciales para cerrar esta (larga) rutina facial coreana que a partir de ahora imitaremos de principio a fin.