San Valentín: perfumes para hombres - Primor
1811
post-template-default,single,single-post,postid-1811,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,qi-blocks-1.0.6,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.5,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.10.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-8

San Valentín: perfumes para hombres

San Valentín: perfumes para hombres

La blogger Olga Rusu, a cargo de PerfumeHombre.es, te recomienda perfumes para hombre ideales para regalar por San Valentín. 

Hace unos días y para ayudaros en la búsqueda de ideas para San Valentín, os contaba la historia de tres perfumes femeninos, ya que una historia hace más interesante y valioso cualquier regalo, incluso uno comprado en el último momento. Hoy os contaré la historia de tres perfumes masculinos, con el mismo objetivo.

Hace unos 10 años la perfumería masculina estaba dominada por fragancias frescas. Era una tendencia que había arrancada en los 90, con los perfumes acuáticos, y duraba, duraba y duraba. Esto, sumado a las pocas ganas de arriesgar de las marcas, ha hecho que los frikis de los perfumes nos aburramos: los perfumes nuevos se parecían demasiado entre ellos. Pero poco a poco, hacia los mediados de los 2000, empezaron a aparecer perfumes más dulces, más especiados, más orientales.

Ahora es difícil encontrar un perfume de hombre recién lanzado que no lleve una nota atrevida. Afortunadamente los perfumistas aprendieron a hacer perfumes menos frescos que no resulten pesados y lo han conseguido reduciendo la proyección de las colonias, pero también dando transparencia y ligereza a las notas difíciles.

o.23487Una de estas colonias, lanzada en 2013, es Prada Luna Rossa Extreme. Daniela Andrier, su creadora, es especialista en recrear olores en el momento exacto en el que están a punto de desvanecerse y conseguir que esta sensación dure. El perfume empieza con notas especiadas de pimienta negra, bergamota italiana y lavanda. Luego una nota de enebro ayuda a dar paso a un corazón resinoso de olibanum y cuero. El fondo tiene notas de vainilla y absoluto de lavanda. El resultado es un perfume con personalidad, masculino y sofisticado. Lo curioso de Luna Rossa Extreme de Prada es cómo el uso de notas clásicas para perfumes masculinos, como la lavanda o el cuero, notas que se llevan usando más de 100 años, pueden resultar modernas al tratarlas de una manera nueva. Es parecido a lo que hacen algunos cocineros de moda al coger una receta tradicional, unos ingredientes de toda la vida y transformarlos en algo sorprendente gracias a técnicas e ideas nuevas.
rochas-man-02Otra salida que tomaron los perfumistas, una vez agotadas las ganas de frescor de los 90, fueron los perfumes llamados gourmand: fragancias que utilizan notas asociadas con la comida, los dulces en particular. El perfume que marcó el nacimiento de este género es Angel de Thierry Mugler, un monstruo potente, con olor a chocolate y café. Pero el que me gustaría recomendar hoy es otro, uno mucho más discreto, aunque no menos interesante. Se trata de Rochas Man, lanzado en 1999. Una creación de Maurice Roucel, la fragancia de Rochas Man te hace pensar en una taza de buen café mocha, con notas de leche, café, cacao y vainilla, tomado justo después de pasar por una buena barbería, de la que vienes arrastrando las notas de lavanda, hojas verdes, bergamota y ámbar.

En el Angel de Thierry Mugler las fuertes notas de café y chocolate se equilibraban con una gran cantidad de pachuli, pero aún así el perfume resultaba dificil de soportar para muchos. Rochas Man consigue un resultado mucho más fácil de querer gracias a la abundancia de notas verdes y frescas de las hierbas.

Otra nota difícil de la que se han enamorado los perfumistas y muchos de los amantes de perfumes a partir del año 2000 es el oud. Se trata de una resina que producen dos especies de árboles, Aquilaria y Gyrinops, cuando están infectados por un hongo. Es un material muy raro, muy difícil de conseguir y por tanto muy caro.

El perfume que lo hizo popular fue Yves Saint Laurent M7, creación de Alberto Morillas y Jacques Cavallier, lanzado en 2002. En 2011 fue retocado ligeramente por el mismo dúo de perfumistas y se le cambió el frasco y el nombre. Ahora se llama M7 Oud Absolu. Aparte del uso de una nota con mucha personalidad, M7 se hizo famoso por el uso en la publicidad de un desnudo masculino integral (¡y sin depilar!). El escándalo fue tal que la nota exótica casi pasa desapercibida. Casi. Porque poco a poco despertó la curiosidad del público y lanzó una de las corrientes más potentes en la perfumería exclusiva y de nicho, la de las fragancias con oud.

M7 Oud Absolu empieza con notas cítricas de mandarina y naranja y luego el oud pasa a ser el protagonista. Las demás notas sirven sólo para resaltar sus distintos aspectos: un poco más amaderada en compañía del vetiver, luego más resinosa en conjunto con la mirra y el ámbar. El resultado es un perfume de una masculinidad única en el mercado. Y su escandalosa publicidad del 2002 es una fiel representación de su carácter.

No sé si este post os ayudará a comprar vuestro regalo de San Valentín. No creo que alguien decida comprar un perfume con sólo leer un blog. Pero espero que, la próxima vez que paséis por una tienda Primor, les dediquéis unos minutos de atención. Si lo hacéis, me gustaría saber qué os parecen. Espero vuestros comentarios.