Las tendencias de uñas (manicuras y pedicuras) del invierno
26426
post-template-default,single,single-post,postid-26426,single-format-standard,bridge-core-2.7.4,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-8

Las tendencias de uñas (manicuras y pedicuras) del invierno

tendencias de uñas

Las tendencias de uñas (manicuras y pedicuras) del invierno

Septiembre no solamente supone la transición entre la estación de verano y la de otoño, sino también entre lo que se lleva en verano y lo que se lleva en otoño. Y las diferencias, ya se sabe, son mayúsculas. Lo son sobre todo en materia de ropa y calzado: cambian los tejidos, viran los largos, mutan los colores… Lo mismo sucede en el terreno de la cosmética y el del maquillaje. Lo primero que decidimos cambiar cuando nos damos cuenta del cambio inevitable de estación son las uñas. Nada de colores pastel, nada de decoración en exceso, nada de tonalidades flúor como sí triunfaban en la tendencias de uñas de verano. En estaciones frías, solo colores neutros, tonos oscuros y más sobriedad que antes.

Estas tres características, propias del otoño, se agudizan a medida que se va acercando el invierno. No hay nada malo en adelantarse a los acontecimientos, así que hablemos de tendencias de uñas de invierno.

Las manicuras y las pedicuras MÁS de moda

Las tonalidades (casi) transparentes

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Paula Ordovás (@paulaordovas)

Los colores nude

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Allegra Shaw (@allegrashaw)


El color negro

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Lucia Vidaurreta (@luciavidaurreta)

Los colores verdes o caqui

 

View this post on Instagram

 

A post shared by MARIA POMBO (@mariapombo)

Estas serían algunas de las tendencias de uñas que podemos esperar para el próximo invierno y que demuestran una clara continuidad con lo que veníamos viendo tanto en verano como en otoño. Además, podemos hacernos tanto en un salón profesional como en nuestra propia casa (siempre y cuando contemos con las herramientas y productos adecuados, claro). Ya se sabe que unas manos cuidadas y con una manicura bien hecha suponen, siempre, una declaración de buen gusto y elegancia.