Tipos de correctores de maquillaje: cómo saber cuándo usar cada uno
maquillaje, más, ojeras, tipo, imperfecciones, tono, rostro, mejor, este, también, sin, corrector, piel, manchas, color, belleza
26993
post-template-default,single,single-post,postid-26993,single-format-standard,bridge-core-2.7.4,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.4,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-8

Tipos de correctores de maquillaje: cómo saber cuándo usar cada uno

Tipos de correctores de maquillaje: cómo saber cuándo usar cada uno

Los correctores de maquillaje son el as bajo la manga que cualquier beauty hunter tiene en su arsenal. Cubren imperfecciones, resaltan nuestros rasgos más característicos y, además, son el mejor salvavidas frente a los imprevistos más inesperados. 

Tengas granitos, pequeñas venitas en el rostro o no hayas dormido lo suficiente, no te preocupes; ¡tenemos el corrector ideal para ti! Y no es precisamente uno convencional, aunque Touche Éclat de Yves Saint Laurent nos vuelve locas. Para cierto tipo de imperfecciones, necesitas emplear tácticas de maquillaje que vayan más allá de escoger un corrector con uno o dos tonos menos para realzar la luz del rostro. Para un acabado profesional, necesitas unificar el tono de la piel. ¿Cómo? Con correctores de colores. 

Seguro que se lo has visto a muchas de tus influencers favoritas, y también lo habrás bicheado en nuestras tiendas Primor. Este tipo de correctores resultan especialmente útiles para disimular rojeces, ojeras o hematomas. Puedes usarlos antes de tu corrector habitual en crema, mousse o en stick; o directamente antes de la base de maquillaje si quieres un resultado más  ligero y natural. Sin embargo, cada color sirve para una problemática diferente. Así que, saca papel y lápiz, porque aquí te dejamos el manual:

Correctores verdes

Los correctores verdes disimulan rojeces, granitos, capilares y las cicatrices del rostro. ¿La razón? Para cubrir imperfecciones, hay que usar el tono de la gama cromática opuesta, y lo contrario del rojo es el verde. 

Los maquilladores recomiendan aplicarlo en finas capas, ya que así es más fácil conseguir el efecto deseado. ¡Recuerda difuminarlo bien con ayuda de brochas o esponjas de maquillaje! Y no te preocupes, tras la base de maquillaje, nadie lo notará. 

Correctores lilas

Son ideales para cubrir las zonas amarillentas de la cara. Por lo que, son geniales para cubrir ojeras oscuras o hematomas en proceso de curación. No obstante, ese corrector no tiene mucha popularidad, y encontrarlo de forma individual suele ser bastante complicado. Eso sí, es uno de los básicos en paletas correctoras.

Correctores naranjas

Si algo hemos aprendido del clan Kardashian es que los correctores naranjas son implacables frente a bolsas y ojeras. ¿La razón? Volvemos a lo mismo: para cubrir imperfecciones, hay que usar el tono de la gama cromática opuesta, y en este caso, lo contrario del azul verdoso es el naranja. 

Correctores amarillos

El tono amarillo es perfecto para camuflar varices, capilares, ojeras moradas y puntos negros. Los expertos en maquillaje lo han convertido en uno de los correctores más usados para un acabado profesional y natural. Eso sí, apúntate este truquito extra: si tu piel tiene un subtono rosáceo, nunca (jamás) lo apliques después de la base de maquillaje.

Correctores blancos

Es el menos utilizado, pero también puedes sacarle mucho partido. Los correctores blancos no eliminan las imperfecciones ni camuflan las manchas de nuestra piel, pero sí iluminan el rostro y disimulan las líneas de expresión. 

Nunca lo utilices bajo los ojos si tienes bolsas u ojeras, ya que las pronunciarás más. Este tono de corrector sirve para resaltar aquellos rasgos que desees, además de aportar un extra de luminosidad con el que conseguirás el aclamado “efecto glow”. El color blanco funciona a modo de iluminador para resaltar la belleza natural de tu rostro. ¡Estarás comprando un cosmético 2 en 1!

Los mejores correctores de colores están en Primor

Ahora que ya sabes todo lo que debías saber sobre los tipos de correctores de maquillaje (y sobre lo que estos pueden hacer por ti) es hora de que los añadas a tu beauty bag. En Primor  los tenemos todos, y estos son los mejores. ¡Toma nota!

Couvrance Stick Correcteur de Avène

Es perfecto para disimular las rojeces. Apto para todo tipo de pieles, incluidas las más sensibles, este corrector de Avenè neutraliza eficazmente los excesos de coloración gracias a su poder cubriente. Lo mejor es que se funde con la dermis muy fácilmente.

Camouflage Paleta de Correctores de Floramar

No te lo recomendaríamos si pensáramos que no merece la pena, pero la verdad es que es toda una inversión. Esta paleta de correctores de Floramar incluye todo lo necesario para cubrir toda clase de imperfecciones. Aunque sobre la piel, nuestro  favorito es, sin duda, el de color lavanda. Es uno de los mejores que hemos probado para disimular venitas o hematomas en proceso de curación.

HD Pro Conceal Corrector de L.A Girl

Lo mejor es aplicarlo con las yemas de los dedos, ya que el calor de tus manos lo ayuda a fundirse con la piel a la perfección. Los correctores naranjas cubren manchas oscuras, por lo que es perfecto para cubrir ojeras. Es el mejor truco del klan Kardashian. 

Coverall Concealer Palette de Wet N Wild

Es toda una inversión. Podrás llevarla en el bolso, de viaje, y realmente donde quieras. Esta mini paleta de correctores incluye los colores que necesitas para un rostro a prueba de balas.

Truquito extra: para que quede natural y uniforme es aplicarlo con la yema de los dedos. ¡Notarás la diferencia!